FRATERNITAS ROSICRUCIANA ANTIQUA
www.fravenezuela.com
Maestro Huiracocha: Dr. Arnold Krumm Heller


Aula Madre "Luz y Razón"
Maestro Huiracocha
Maestra Yedosey
Revista Rosa Cruz
Trabajos Discipulares
Actividades Públicas
Contactos





 


Nace el 15 de abril de 1876, en el poblado de Salchendorf de la ciudad de Siegen, Alemania. Hijo de Ferdinand Krumm Heller, capataz de minas y de Ernestina Krumm Heller, nacida en Leinhoss, de oficios del hogar.

Fue bautizado como Heinrich Arnord Krumm Heller en la Iglesia Luterana de su localidad. No hay detalles exactos de su infancia y adolescencia. En su época de estudiante leyó varias novelas de autores de renombre y clásicos de la literatura universal; entre ellos “Fausto” de Goethe, el más grande poeta Alemán, del cual podía decir largos trozos de memoria. Leyó también, alguna obras de la doctrina espirita, tema con el cual volvió a encontrarse años después en Sudamérica. Según testimonio de algunos familiares y amigos que convivieron con él en Alemania (entrevista realizada in situ por el estudioso del ocultismo, Cesar Arturo Rincón, quien nos proporcionó sus notas de viaje por Alemania, Suiza, Francia y México), tenía 16 años de edad, cuando hubo de emigrar a América.

El joven talento, dominado por su espíritu de aventura, se sintió atraído por el encanto del nuevo continente.



Arnold Krumm Heller

Huiracocha



 

“Siempre nos habíamos considerado mexicanos y así, al llegar aquí de niño, me encontraba como en mi casa, pero tenía deseo de conocer toda la América Latina”.

Su afán por viajar y conocer lo llevó hasta Chile, donde residían otros familiares.

“En nuestras venas debe de haber circulado sangre de excursionista. De nuestros cuatro hermanos, tres se encontraban ya desde hacía mucho tiempo en Chile, por eso era lógico que también yo fuera esperado allí”.


Demostrando tempranamente su vocación de escritor, en 1896, publica “Mi Sistema”. Obra desconocida en nuestros días, que no se refiera a la grandiosa enseñanza que de él hemos heredado, -la cual desarrollaría en años posteriores- sino a la manera que tenía de ver el mundo y la naturaleza un joven estudioso de 19 años.

El 7 de Febrero de 1897, en Concepción, Chile, contrae matrimonio con Rita Aguirre Valera, dos meses antes de cumplir los 21 años, del matrimonio nace un año después, Hiram Krumm Aguirre, terminándose más tarde por discordias en la familia, cuando apenas comenzaba a consolidarse.

Un año después de la salida de Alemania, en 1893, recibió la noticia del fallecimiento de su madre. Una inmensa consternación invadió su alma.

“Aquel golpe me anonadó/…/Yo renegaba, maldecía mi suerte; me costó una enfermedad física la idea de que al regresar a mi Patria, encontraría únicamente un pedacito de tierra que cubría aquel cuerpo santo”.

El beso de despedida, cargado de esperanza y sueños, había sido ciertamente el último beso de su madre. Entre el dolor y la desolación se deslizaban los días australes y fríos de aquél huérfano adolescente. Pero la soledad de las almas no es definitiva, una obra de Allan Kardec, con una filosofía que ya conocía desde niño, fue su salvación. Aquella lectura lo sacó del marasmo de su aflicción y logró mejorar su estado de ánimo.

“Aquella filosofía no me era nueva, la había leído de estudiante, hasta entonces llegaba a sentirla”.

Ese fue su inicio en el Sendero Espiritual. La muerte de su madre, cuando él tenía 17 años, fue el toque prodigioso del destino que lo condujo a la iniciación. Hasta entonces no había sospechado siquiera que a partir de aquel momento emprendería la trascendental carrera que lo llevó a desarrollarse como un genial coloso del ocultismo.

Como estudiante de la doctrina espirita, en la teoría y en la práctica, le absorbió todo su tiempo acaparo todo su talento; sin embargo, jamás llegó a evocar en las sesiones el alma de su madre. No perturbaría la santidad de las regiones superiores del espíritu, donde moraba aquella alma adorable, para traerla a esta condición terrenal.



Helena Petrovna Blavatsky
y Henry Steel Olcott

Fundadores de la
Sociedad Teosófica

 


Con el fin de propagar la filosofía que le había consolado, fundó la revista “Reflejo Astral”. Con ella anhelaba llevar el conocimiento de la doctrina espirita, no solo a la nación chilena, sino a los cinco continentes, si fuera posible.

León Denis, un espiritualista catalán, de visita en Chile, leyó la revista y lo felicitó por publicar una revista como esa en un país influido por el fanatismo religioso, prometiendo el obsequio de algunas obras sobre enseñanzas esotéricas. Dos meses después le llegó por correo lo ofrecido; dos obras “Después de la Muerte”, del propio León Denis y todos los tomos de “La Doctrina Secreta”, de H. P. Blavatsky. Aquellas lecturas cambiaron el rumbo de su vida.

Fue en ese momento que se inscribió como miembro formal en la Sociedad Teosófica fundada por Helena Petrovna Blavatsky y Henry Steel Olcott.

                              

El obsequio de aquellas dos obras catapultó a Krumm Heller hacia otras esferas del saber.

“La obra de Blavatsky me indujo a suspender la publicación de la revista”.

Dejó de ser un espiritista por razones de sentimiento para convertirse en un ocultista por conciencia.

“Ya no solo se interesaban en estos asuntos mis sentimientos, mi corazón; los argumentos científicos tan sólidos que empleaba Blavatsky hicieron que tomara parte mi cabeza”.

Las lecturas teosóficas y las lecciones que recibía, ayudaron a sistematizar su búsqueda en el sendero espiritual. Avanzó entonces en el conocimiento del mundo oculto, trabajando en tres diferentes ámbitos bien definidos.

a) El estudio de las religiones comparadas.
b) El estudio de las civilizaciones antiguas y aborígenes.
c) El estudio de la medicina tradicional.

Su diploma de afiliación a la Sociedad Teosófica, tiene fecha 31 de Marzo de 1897, y fue firmado por el Presidente Internacional y cofundador de la Teosofía, Henry Steel Olcott y por el representante institucional de la Habana, Cuba. (Revista “Rosa Cruz”, Enero 1929, p.153).

Krumm Heller proclamo en sus escritos ser un Teósofo verdadero, como el decía: …..de los de la Maestra Blavatsky..., sin giros modernistas, ni extravagancias novedosas, sino con estricto apego al estudio, al respeto filial y lealtad al Maestro Espiritual.



Maestra Blavatsky

Precursora del
Ocultismo Moderno


 



Maestra Blavatsky

Estudiosa de
las culturas
Inca y Azteca


INDIGENISMO AMERICANO

Los escritos de H. P. Blavatsky y de otros autores le hacían anhelar el conocimiento de las culturas Inca y Azteca. dos décadas atrás, Blavatsky había estudiado, en el propio terreno, estos grupos indígenas.

La influencia del Doctor Grigois, fue determinante en la definición de su destino evolutivo. Grigois fue su principal alentador en esa investigación; ciudadano francés residente en Buenos Aires, era el autor da la obra titulada “Lo oculto de los aborígenes de la América del Sur”. El tema concordaba perfectamente con lo que Krumm Heller había leído en la obras de la Maestra Blavatsky.

Las primeras investigaciones fueron realizadas allí mismo, entre los indígenas mapuches o araucanos, de Chile y Argentina.

El culto religioso de los antiguos mapuches contemplaba la existencia de un Ser Supremo llamado Guenechen, que es a la vez hombre y mujer. El andrógino dios Guanechen es también conocido con el nombre de Guanupilan, que significa “Alma del Cielo”.

Interesado por la investigación indigenista, hizo arreglos para viajar por todo el continente y estudiar en el propio terreno, aquellas interesantes culturas. El Dr. Grigois le ayudó a planificar y organizar aquellos viajes.

El propio explorador relata su vivencia:
“Tenía al Perú más cerca, me dirigí allí y durante algún tiempo pude excavar y estudiar de cerca las ruinas del Cuzco”


HUIRACOCHA

No hay datos precisos acerca del otorgamiento de su nombre místico, “Huiracocha”. Es posible que haya recibido su bautizo cósmico en Paurcantambo (provincia del Cuzco), pero si sabemos con certeza que fue en Perú.

Un sentimiento muy especial lo unió a este nombre, que utilizó hasta el término de sus días. El propio Maestro lo dejo consignado expresamente en sus escritos, muchos años después:

“Al estar hace muchos años en el Perú, pasé en la tierra de los Incas, por una Iniciación y en ella se me dio el nombre de Huiracocha y aunque en grados posteriores me han dado otros nombres, le tengo cariño al primero, pues él me lleva recuerdos bellos y sagrados”.
Revista Rosa Cruz, Junio 1930 p. 235.



Camino Inca a
Paurcantambo


 



Huiracocha con
indumentaria de
Maestro de Ritual


En 1948, en su Curso Esotérico de Taumaturgia, hablando de su nombre espiritual, el Maestro dice:

“Fue un momento emocionante para mí cuando el Iniciador me dio el nombre iniciático de HUIRACOCHA”.

Huiracocha es el nombre del dios creador entre los antiguos Incas. El dios Huiracocha, disipó la oscuridad, creando el Sol, la Luna y las estrellas. Se estableció en Tiahanaco, donde grabó en una gran piedra los nombres de las naciones que pensaba crear; e hizo que sus ayudantes aprendieran de memoria los nombres de las tribus y las regiones que les había encomendado para su desarrollo. Luego gritó fuertemente esos nombres; y de los cerros, de los árboles, de las rocas, de los valles y montes, emergieron los seres que poblarían aquellos territorios.

Evidentemente la cosmogonía hebrea y la de los Incas, tienen muchas similitudes.


MARTINISMO

Arnold Krumm Heller había valorado justa y adecuadamente su vínculo con la Teosofía. La “Sabiduría acerca de Dios” (theos, dios y sofía, sabiduría), lo que constituía una motivación muy grande para su alma.

Se había matriculado en la Sociedad Teosófica después de leer “La Doctrina Secreta” de la Maestra Blavatsky, asimilando esa doctrina como un credo personal. A partir de ese momento comenzó a estudiar obras de los mejores autores en la materia, leyendo a Gererd Encausse (Papus), Eliphas Leví, Stanislao de Guaita, Kart Kiesewetter, Claude de Saint Martin, entre otros.

Mucho le impresionó a Krumm Heller la obra “Dogma y Ritual de Alta Magia”, pero mucho más le impresionó la personalidad del autor (Eliphas Leví).

Más allá de las lecturas Krumm Heller necesitaba una guía personal. Enterado por aquellas lecturas de la Orden Secreta del Martinismo, quiso conocer sobre la organización. Le escribió a su Director General, el Dr. Gerard Encausse, conocido mundialmente como Papus, remitiéndole Papus a su representante en Buenos Aires. Allá se fue el joven investigador para comenzar su Sendero Espiritual.


Eliphas Leví

Quien impresionó
profundamente a
Krumm Heller con
su libro "Dogma y
Ritual de Alta Magia
"



Dr. Gerard Encausse
(Papus)


Papus era doctorado en medicina en la Universidad de Paris en 1894, militante de la Teosofía en Francia, Presidente del Supremo Consejo de la Orden Martinista, igualmente de la Ordre Kabbalistique de la Rose Croix. Así como de otras instituciones como el Groupe Independant d`Etudes Esoteriques y de la Faculté de Sciences Hermetiques.

Cuando Krumm Heller le escribió desde Chile, solicitando más información sobre la Orden Martinista, a la cual hacía referencia en sus escritos, la respuesta no se hizo esperar.

Unos veinte años después, el Maestro describe en una de sus obras aquella experiencia inicial.

“Resueltamente escribí al Doctor Enacusse, para saber algo sobre esta Orden Secreta, el cual en su respuesta me recomendó al Dr. Grigois, de Buenos Aires, quien después de llenar las formalidades, me inició y me indicó si por alguna duda necesitara un consejo me dirigiera a un señor Don A.C.., como quien dice el vecino de la esquina”.

El instructor con quien le había puesto en contacto el Dr. Grigois, era el señor Arthur Clement, residenciado en Santiago de Chile, muy a la mano para un sinfín de preguntas. Grigois estaba algo distante en Argentina y Papus definitivamente al otro lado del océano, en París; pero allá habría de llegar también alguna vez.


En casa del señor Clamen, el joven ocultista vivió numerosas experiencias impresionantes: evocaciones de seres del mundo astral y operaciones mágicas diversas.

“Las fuerzas de la naturaleza que uno aprende a manejar allí, son al mismo tiempo poderes benéficos para el hombre moral, como armas horribles en manos del malvado…”.

Había entre los martinistas gran admiración por el tema indigenista y así lo patentizaban en sus revistas, monografías y obras diversas. El Dr. Grigois quien lo inició en el Marinismo en 1898, había escrito también sobre los aborígenes. El ayudó personalmente al Maestro en la organización de su viaje por América, que comenzara en Chile y Argentina y luego se extendiera a Perú.

Al término de aquella investigación, realizó una gira por dos años, que lo llevó hasta Alemania. Allí mismo, en Núremberg en el Congreso Teosófico, de principios de siglo, muestra las primeras conclusiones de su investigación.

Finalmente en 1906, se encuentra con Papus, cuando asiste en París a las clases de Medicina Oculta que el célebre Maestro realizaba personalmente para sus discípulos más allegados.


Papus

Quien enseñó las claves
del conocimiento secreto
a Krumm Heller


Franz Hartman

Fundador, en 1888, de la Orden de la
Rosa Cruz Esotérica

 


En esa misma época dentro de la gira europea, conoció a Franz Hartman y a Teodoro Reuss Wilson, compatriotas alemanes, pioneros del ocultismo moderno.

Franz Hartman (1838-1912), médico y clarividente, se había inscrito años atrás en la Sociedad Teosófica, viajando a Adrar, India, sede central de la sociedad y colaborando estrechamente con el Coronel Olcott y con la Maestra Blavatsky. Luego de permanecer algún tiempo con ellos y aprender las claves de la teosofía, viajó a Alemania donde fundó en 1888 la Orden de la Rosa Cruz Esotérica, uniéndose más tarde a los Iluminados y a los Templarios de Kart von Kellner.

Reuss había desempeñado funciones en la Theosofical Publishing Co. cuando residía en Londres. En 1902 fundó junto a Kart Kellner y Heirich Klein, la Ordo Templi Orientis, de la cual también formó parte más tarde, el famoso ocultista inglés Edgard Alexander Crowley (Therión).

Krumm Heller mantuvo siempre excelentes relaciones con Reuss y con Therión, así como con Franz Hartman, Rudolph Steiner, fundador de la Sociedad Antroposófica y con otros ocultistas.

El Maestro en sus años de investigación formativa, sació su sed de la fuente del conocimiento auténtico y recibió claves esenciales de aquellos notables maestros. Años después, reconocido ya como el Maestro Huiracocha de la Fraternitas Rosicruciana Antiqua, demostraría ser el más notable cultor del Kundalini de su tiempo, destacándose en la divulgación del conocimiento que sus maestros le legaron bajo el nombre de magia sexual.


LA MASONERIA OCULTA

Al regreso de Suramérica, Krumm Heller volvía a su tierra natal después de siete años de experiencia en el ambiente americano. Ya en Europa se vinculó con varias ramas de la masonería alemana. Allí estaban Hartman, Reuss, Klein y otros. En las logias de Francia, se relacionó con Papus, Ean Bricaud, Constant Martin Chevillon, etc. En los diferentes ritos masónicos, Krumm Heller alcanzó en poco tiempo, los más altos grados y dignidades.



Masonería mexicana
En 1908, vuelve a México con encargos y credenciales para establecer logias masónicas y ramas de estudios herméticos. No obstante prefiere unirse a la logia más importante de la capital, la Gran Logia “Valle de México”, donde instaló su despacho para los enfermos, a base de los postulados de la Homeopatía.

Había realizado los cursos del Dr. Encause en París y los de la Escuela Original de Homeopatía, fundada por Samuel Hahnemand en Alemania. De esta manera poseía las más valiosas credenciales como médico homeópata, rama de legal validez en el México de aquella época.

También se desempeñaba como profesor de idiomas en la Escuela Nacional Preparatoria de Ciudad de México.




Teodoro Reuss Wilson

 En 1902 fundó la
Ordo Templi Orientis


 


Francisco Madero




Venustiano Carranza

 


En la Gran Logia “Valle de México”, figuraban los notables Francisco Madero, Jesús María Pino y otros patriotas que luego ocuparían la Primera Magistratura del Estado e importantes cargos en la Administración Pública. Entre ellos se encontraba el Dr. Krumm Heller, brillando con luz propia en su rol de médico y maestro masón.

El Maestro tenía para entonces el Grado 30º que corresponde al del Caballero Kadosh o del Aguila Blanca y Negra. Kadosh es una palabra hebrea que significa “Santo”, “Puro”, “Consagrado”.

A su regreso a Europa, después de la muerte del Presidente Carranza en 1920, el Maestro llevaba consigo un cúmulo de trascendentales experiencias y realizaciones.

Había desempeñado con gran acierto el cargo de Inspector de Escuelas Extranjeras en el Ministerio de Instrucción Pública; se había asimilado en el ejército mexicano, como médico de la milicia, llegando al grado de Coronel; había sido Director General de la Escuelas de Tropa, de las cuales fue fundador; el Ministerio de Guerra lo había enviado a Europa durante la Primera Guerra Mundial, para realizar estudios del Servicio Sanitario en Campaña, asistiendo al Congreso Médico de Budapest, donde presentó un trabajo sobre el control de la malaria; había sido Encargado de Negocios (Representante Diplomático) de México en Suiza con categoría de Ministro, con misión especial no conocida públicamente; siéndolo igualmente luego en Alemania.

En el retorno definitivo a su tierra natal, llevaba también consigo la honrosa distinción otorgada por la Universidad de México como Doctor Honoris Causa; además un importante crédito, firmado por el Gran Past. Mast., el Gran Diputado y Gran Secretario de la Gran Logia “Valle de México”, refrendado con el Gran Sello Secreto.


MAESTRO ROSA CRUZ

Instalado en España en 1924, inició su apostolado como Maestro Rosa Cruz, traduciendo al español su novela, “Der Rosencreuzer aus México”, a la cual le anexó unos capítulos referentes a su vida en Cataluña, publicándola con el nombre de “Rosa Cruz, novela de ocultismo iniciático” (1926).

En Marzo de 1927 inició la publicación de la revista “Rosa Cruz”, de amplio tiraje en todos los países de América Latina.

La difusión de las ideas como Rosa Cruz, a través de la revista y de sus libros, le obligó a atender un vastísimo caudal de correspondencia, con solicitudes diversas de parte de sus lectores y potenciales discípulos de España y todos los países americanos.

A la distancia y por correspondencia organizó los primeros grupos de estudios. Luego se hizo necesaria su presencia en el ámbito de la Aulas; para ello realizó una gira continental, visitando casi todos los países de Latinoamérica durante trece meses, desde Marzo de 1929 hasta Abril de 1930.

Durante su gira, consagró el funcionamiento de varios grupos de discípulos en forma de Aulas Lucis; entre ellas el Aula Lucis “Rasmussen” de Colombia, cuyo Director fue el ocultista y taumaturgo Israel Rojas Romero quien publicó varias obras de esencial contenido espiritual, al igual que la interesante revista “Rosa Cruz de Oro”.



Arnold Krumm Heller

Huiracocha


En Perú Chile, Bolivia y otros países, el Maestro Huiracocha dejó establecidas, las bases para la organización de nuevas agrupaciones de discípulos que, en forma de Aulas Lucis, surgieron poco después de su paso por allí.

En Marzo de 1929 poco antes de su gira, había iniciado, desde el Summun Supremun Sanctuarium en Berlín, la distribución de su “Curso Zodiacal”, entre los subscriptores de la revista “Rosa Cruz”. En 1931, cuando fueron completadas las 12 lecciones del Curso Zodiacal (interrumpido el envío durante la gira), inició de inmediato la distribución de las lecciones del "Curso de Magia Rúnica".

El Summun Supremun Sanctuarium fue el templo creado por él bajo la inspiración de Theodoro Reuss, quien antes de realizar su transición a los Mundos Internos, lo nombró como su sucesor.

“Un día estaba en mi rancho, recibo un llamado desde Múnchen, me llama Reuss, me dice que pronto iba a desencarnar y tenía orden de dejarme lo que guardamos como grandes secretos desde siglos y siglos y me dio lo que se llama el Gran Arcano, que yo daré a alguien al morir/…/”

Adolfo Hitler usurpó luego las siglas S.S.S., asignándoselas a su facción política; embriagado de prepotencia y presunción al atribuirse el haber develado los grandes enigmas cósmicos.

El Maestro sufrió las persecuciones de la GESTAPO, policía política del régimen de Hitler, pero siempre logró salvarse en forma milagrosa, tal como se salvó en tres ocasiones de ser fusilado, durante los confusos acontecimientos de la revolución mexicana y durante la dictadura franquista en España.

Finalmente realizó su transición en su cama, a los setenta y dos años de edad, sin haber dejado de realizar una coma de lo que tenía pautado para su existencia.



EN LA LA IGLESIA GNÓSTICA

La Iglesia Gnóstica Católica o antigua corriente filosófica de los primeros cristianos, evolucionó a través de todos los siglos, sustentada por los miembros de diversos movimientos esotéricos, como la comunidad de los Esenios y la orden Rosa Cruz, la Masonería, la Orden de los Iluminados, la Orden Martinista y otras.

Todos los masones y ocultistas que se asociaron en 1902 para constituir la O.T.O. venían de la filas de la Sociedad Teosófica y habían sido discípulos de Blavatsky. Cada uno de ellos salió luego de la Teosofía a constituir un movimiento espiritual particular, para el desarrollo de la misión que habían recibido de lo alto.




Rudolf Steiner

Fundador de la
Sociedad Antroposófica


Aleister Crowley


Franz Hartman, había fundado en Alemania la Fraternidad Rosacruz, Heinrich Tränker, la Pansofía; Rudolf Steiner, la Sociedad Antroposófica; Aleister Crowley, la Astrea Argenteum en Inglaterra; Krumm Heller, la Fraternitas Rosicruciana Antiqua en España. Cada uno de esos movimientos y otros varios del ámbito europeo, permanecían confederados, a la Ordo Templi Orientis y a la Iglesia Gnóstica Católica.

En paralelo con las actividades en la masonería mexicana y en la Logia Martinista, Krumm Heller seguía formando parte del Comité Central de la Ordo Templi Orientis en Alemania.

Mas adelante, conoció a otros Maestros e intimó más con sus viejos amigos, Peithman, Crowley, Tránker (Basílides, Perdurabo y Recnartus, respectivamente); a quienes dedicó su libro “Logos, Mantram, Magia”.

Así mismo mantuvo un permanente contacto inspirador con:
“el iluminado Maestro del invisible, cuyo nombre no se debe estampar”.

En los diplomas otorgados por la Ordo Templis Orientis, autorizando el funcionamiento de algunas instituciones, -cono la Antigua Mística Orden Rosa Cruz, (AMORC), que Havre Spencer Lewis, estableció en San José de California el 8 de Febrero de 1915-, aparece la firma de Krumm Heller, en su condición de Secretario de la O.T.O. El Presidente era Teodoro Reuss (Frater Peregrinus).

Su vínculo con la Iglesia Gnóstica se fortaleció cada vez más hasta el final de sus días.

Ya en 1930, al final de su gira Latinoamericana, era Obispo de la Iglesia Gnóstica. A su retorno fue Iniciado como Arzobispo, por el Patriarca Basílides, quien antes de morir en 1944, trasmitió sus poderes y funciones al Maestro Huiracocha, como Patriarca de la Iglesia Gnóstica Católica.


El Maestro conservó su investidura hasta la fecha de su partida, pocas semanas antes había traspasado sus poderes al Dr. Herbert Fritsche, quien al deceso del Maestro asumió el Patriarcado de la Iglesia Gnóstica con el nombre de Basilius.


En el Anuario Astrológico Bucheli de 1950, se reseña la noticia del pase a los mundos internos del venerable Maestro Huiracocha. Según la noticia, invitó a su partida hacia los planos internos, a sus más allegados discípulos y colaboradores, y algunos maestros de su amistad y confianza porque conocía la hora y fecha de su deceso.

Varios años después Israel Rojas, conservaba con religioso respeto, la carta que recibió en Bogotá, en la cual el Maestro Huiracocha le invitaba para que estuviera presente en el momento de su transición.



Dr. Gerard Encausse
(Papus)

Doctorado en
medicina en la
Universidad de Paris


OBRAS LITERARIAS

El primer libro escrito por Arnold Krumm Heller, vio la luz en Chile en 1896, cuando en su adolescencia, buscaba todavía un horizonte para definir las líneas de su vida. Tenía 20 años de edad cuando escribió “Mi Sistema”, aparentemente es una recopilación de escritos realizados para la revista “Reflejo Astral”, seguramente referidos al tema del Espiritismo.

Otro tema apreciado por el Maestro fue el contacto con la naturaleza, como fuente de inspiración para la elevación moral y espiritual del hombre. De ello habló de manera más completa en su obra “Humboldt”, publicada en México en 1910; referida a los viajes y expediciones realizadas cien años antes por el varón alemán, Alexander von Humboldt, a través de los más virginales parajes de nuestra América.

En 1910 publicó en México un folleto, producto del material elaborado para una conferencia, con el título de “El Zodíaco Azteca en comparación con el de los Incas”. Antes de éste, en una fecha que no ha sido precisada, entre 1906 y 1909, Krumm Heller publicó “No Fornicarás”, donde realiza una explicación sintetizada de algunos de los temas de magia tántrica sexual, que había recibido de Papus y de otros Maestros en Europa., de esto hace referencia en la revista Rosa Cruz de Junio de 1930:

“Si los Hermanos Rosa Cruz buscan obras gnósticas en las bibliotecas, siempre que los encargados de cuidar los libros no hayan seguido el ejemplo de San Jerónimo, de quemar todo lo que huela a cuestiones sexuales, encontrarán verdaderas maravillas, como yo las he encontrado, pues los Gnósticos fueron los que me dieron a mí la clave de la Magia Sexual. Se que algunos teósofos me han llamado mago negro porque me ocupo de estos estudios, pero en esto si están todos de acuerdo que en cuanto a magia sexual soy autoridad, que me he ocupado muchos años de esa disciplina, publicando hace más de veinte años, mi primer libro “No Fornicarás”, que en aquel entonces llamó mucho la atención. Hoy solo se encuentra en las bibliotecas”.


Hacia 1911, escribió en México un texto denominado “Los Tatwas y su aplicación en la vida práctica”. Un artículo que le llegó desde Berlín, escrito por su amigo Brandler Prach, le animó a publicar su trabajo sobre los Tatwas, del cual ya se había ocupado ampliamente en sus Conferencias Esotéricas.

Quince años más tarde viviendo en España, recompondría la obra y la publicaría con el nombre de “El Tatwámetro o las vibraciones del éter” (1926).

En 1912 se monta en el Teatro Abreu de México, con un drama en tres actos titulado “La Ley de Karma”, escrito por él mismo. La crítica especializada le confiere comentarios muy positivos.

En 1913, publica en México un texto con la colección completa de sus "Conferencias Esotéricas", que había dictado entre 1908 y 1909. le insertó, a manera de prólogo, el relato de su propia vida de discípulo. Tenía 33 años de edad cuando escribió esa reseña bibliográfica.



 





A finales de la Guerra Mundial, cumpliendo funciones diplomáticas en representación del gobierno mexicano, escribe sus memorias. Entre sus escritos de aquella época, resaltan dos obras: “Der Rosenkreuzer aus Mexico” (El Rosacruz de México), Berlín 1918, y “Für Freiheit und Rect.” (Por la Libertad y la Justicia), Berlín 1916; esta última con el subtítulo de “Mis vivencias en la Guerra Civil mexicana”.

En 1917 publica en Alemania dos novelas de costumbrismo mexicano: “Alfredo” y “Hertha, das Strasenmädchen”. La segunda tuvo mucho éxito entre el público y llegó a ser reeditada 23 veces en nueve años. El título "Hertha", tiene reminiscencias místicas, pues corresponde al nombre de la divinidad de la “Madre Tierra”, en la mitología germana.

Indudablemente su obra más famosa ha sido la versión castellana de su novela “Der Rosencreuzer aus México”, El Rosacruz de México, que ocho años más tarde, en Cataluña, él traduciría al español. La versión española se denomina “Rosa Cruz, novela de ocultismo iniciático”, fue editada por la casa Maucci de Barcelona, tiene unos capítulos agregados que no figuran en la edición alemana original, correspondientes a las experiencias entre la gente de Barcelona y Badalona, especialmente sus vivencias místicas, en los erosionados macizos de Montserrat.

En ella el Maestro rinde homenaje póstumo a su compañero y discípulo, el Comandante Alfonso Montenegro, joven médico que lo acompañó en varios proyectos esenciales, que murió en la época de la insurrección que acabó con al vida del Presidente Madero. En la novela el personaje se presenta con el nombre de Montenero.
 


En la misma época publicó en Alemania un ensayo titulado “México míen Vaterland”, México mi patria querida”; un estudio sobre la constitución alemana, que fue adoptado en su tiempo como libro de texto para los colegios superiores.

Tradujo al alemán y publicó los poemas de su amigo muy querido, Juan Crisóstomo Días Nervo, conocido mundialmente en el ámbito de la literatura como Amado Nervo.

Junto con la novela "Rosa Cruz" y el "Tatwámetro" publicó en 1927, “Tratado de Quirología Médica”, siendo estas tres obras elaboradas y editadas en Barcelona, España. En ese tiempo publicaba artículos sobre temas científicos en el “Diario de Comercio” en Barcelona. En México había colaborado de manera permanente con el periódico “El Imperial” así como en el periódico “La Raza” de San Antonio, Texas.

En 1928 escribió “El Secreto de la Suerte”, un manual para buscar el momento propicio, -según el biorritmo personal, el tatwa y las posiciones planetarias favorables-, para ganar la lotería. El texto tiene como subtítulo “Cálculos hechos por un Astrólogo Alemán para rasgar el velo de la fortuna”.

En la revista Rosa Cruz, de Septiembre de 1928, decía a un corresponsal de San Antonio, Texas:

“No me es permitido recibir el dinero que me mandan y por giro se los regreso, y sirva de contestación a muchos.

A diario recibo giros en que personas favorecidas por la suerte, usando el libro sobre la lotería que en mala hora publique, me mandan parte del dinero sacado. Debo advertirles de una vez para siempre, que me está prohibido aceptar dinero adquirido en esta forma y aun si me fuera permitido, lo rechazaría, pues solo publique el libro como un estudio para probar la exactitud de mis teorías. Por otra parte no es posible que todos saquen al día siguiente el gordo. Fijarse bien, solo doy días armónicos para comprar billetes”.
 



Amado Nervo

A quien Krumm Heller
tradujo sus obras y
publicó en alemán








En su gira por Latinoamérica entre 1929 y 1930, habló sobre el tema de su próximo libro: “Logos, Mantram, Magia”. En Colombia, le dedicó a este tema varias de sus conferencias. A su regreso, concluyó la obra y la publicó.

También en 1930, publica “Biorritmo”, interesante y útil compendio sobre los ciclos vitales, basado en los tres ciclos del hombre; 23, 28 y 33, masculino, femenino y espiritual o intelectual respectivamente.

Su próxima edición, “Rosa Esotérica”, la más poética y tierna de las obras de Krumm Heller, pletórica de leyendas, mitos y anécdotas para la vida espiritual.

Luego siguió en 1931, “La Iglesia Gnóstica”. Se realizaron cuatro ediciones en corto tiempo, luego de lo cual, el Maestro suprimió la edición, con un razonamiento categórico en el Prólogo de la cuarta edición:

“Ya que la tercera edición de este libro se halla agotada, con gusto doy autorización a la Librería de Nicolás B. Kier, para que lance de nuevo este ensayo tan necesario a mis amigos de Ibero-América.

Confieso que hasta ahora este libro ha sido un fracaso que me ha dolido mucho como autor. Pero la verdad hay que confesarla.

No ha fracasado su venta, no, al contrario, se ha vendido mucho y se venderán de nuevo miles de ejemplares, pero ¿logrará, esta vez, ser comprendido?

En sus páginas hago una reseña completa de una cantidad de sociedades iniciáticas del pasado. Hablo de los Naasenos, de los Peratas, de los Pitagóricos, de los Misterios de Egipto, de Grecia, Roma, Babilonia, Siria, Persia sito una cantidad de autoras como Basílides, Simón el Mago, Valentín, San Augustín, Tertuliano, San Ambrosio, Ine nio, Hipólito, Epifanio, Clemente de Alejandría, Orígenes, Marco, Cerdón, Empédocles, los Evangelios Apócrifos y yo esperaba que se me pidieran claves de todo esto.

 


Nada de esto he logrado. No han leído estas obras, nadie ha estudiado la Gnosis, han celebrado la Misa Gnóstica con la misma rutina como la hacen en las demás iglesias.

En el Brasil han publicado una revista, pero ningún artículo que trate de Gnosis en su parte oculta y por eso ésta no merece el nombre que lleva.

Así que hoy, que vuelva a salir este libro, yo le suplico a los lectores, no lo lean superficialmente, sino que repitan la lectura varia veces, que estudien la literatura mencionada y luego me pidan prácticas, solo entonces tendremos los primeros Gnósticos que hasta ahora, pena me da confesarlo, estoy solo y si no cambia esta situación, no vuelvo a permitir que se publique otra edición.

Así que los aficionados a los estudios herméticos saben lo que hacen. Con que logremos algunos que penetren en los misterios, me daré por satisfecho y estaré contento. Así que adelante…adelante…”


No tuvo la respuesta que esperaba. Pasaron varios años después de esa edición y no volvió a autorizar otra más. Confesaba estar solo. Después de su partida definitiva hacia los Mundos Internos, su hijo Parsival, -poco antes de apartarse a la actividad profesional privada-, le traspasó por escrito a la Maestra, Ana Delia González, Yedosey, los derechos de autor sobre los cuales él tenía potestad. No fue sino hasta 1980 cuando su legítima sucesora y heredera, autorizó a la Editorial Kier S.A, de Buenos Aires para que produjera otro tiraje, siendo Francisco Téllez Días, Hermano Servidor Delphis del aula Lucis Thelema y Luz de la Ciudad de Valencia, Venezuela, quien realizara el prólogo para la nueva edición.

En 1934 publicó simultáneamente dos obras: “Plantas Sagradas” y "Del Incienso a la Osmoterapia”, ambas sobre terapéutica natural. En Plantas Sagradas el Maestro reseña amplias explicaciones sobre las propiedades curativas de numerosas especies vegetales; en el libro de "Osmoterapia", se refiere al la virtud sanadora de ciertas fragancias y perfumes. A partir de esa fecha, los azares de la guerra y las persecuciones de que fue objeto por parte de los nazis, limitaron su producción literaria.

El Maestro Huiracocha dedicó los últimos años de su vida a la elaboración de sus Cursos Esotéricos de Cábala, Taumaturgia y Magia Superior, además de desarrollar una industria de productos medicinales que contaba con varias líneas de tónicos y vitaminas para tratar distintos tipos de enfermedades. Todos los textos que se propuso elaborar para sus discípulos, logró elaborarlos, excepto el de Magia superior, el cual su hijo Parsival completó, con las notas y guías del Maestro.

El número de obras de su pluma alcanzó exactamente a 22. Hay en ello un valor significativo para el estudiante cabalista. Si se analiza el contenido o el título de cada una de estas obras, en analogía con los 22 Arcanos Mayores de la Cábala se encontrará una correlación interesante, donde estará presente lo "esencial”.










Parsival Krumm Heller

Hijo del Maestro


La lista completa de títulos es:


1 Mi sistema (1896)

2 No Fornicarás (1908?)

3 Humboldt (1910)

4 El Zodíaco Azteca en comparación con el de los Incas (1910)

5 Los Tatwas y sus aplicaciones en la vida diaria (1911)

6 La Ley de Karma (1912)

7 Conferencias Esotéricas (1913)

8 Für Freihert und Rect. (1916)

9 Alfredo (1917)

10 Hetha das Strasenmädchen (1917)

11 Der Rosencreuzer aus México (1918)

12 México mein Vaterland (1918)

13 Rosa Cruz, novela de ocultismo iniciático (1926)

(click para descargar publicación completa)

14 Tratado de Quirología Médica (1927)

15 El Tatwámetro o las vibraciones del éter (1927)

(click para descargar publicación completa)

16 El Secreto de la Suerte (1928)

17 Logos, Mantran, Magia (1930)

(click para descargar publicación completa)

18 Biorritmo (1930)
(click para descargar publicación completa)

19 Rosa Esotérica (1930)
(click para descargar publicación completa)

20 La Iglesia Gnóstica (1931)
(click para descargar publicación completa)

21 Plantas Sagradas (1934)
(click para descargar publicación completa)

22 Del Incienso a la Osmoterapia (1934)
(click para descargar publicación completa)
 


REVISTA ROSA CRUZ

En la Primavera de 1927, el Dr. Krumm Heller inició en Badalona la publicación de la revista que tanto prestigio llegó a darle como ocultista.

En el tercer número del año dos, (Mayo de 1928), el maestro manifiesta satisfecho, que ese medio resulta el más idóneo para la divulgación de las enseñanzas herméticas.

“He notado que con esto logro más que con todas mis publicaciones”.

La revista fue combatida por el clero español. Al principio hubo un acercamiento por parte de algunos emisarios del obispo Millares, de Barcelona, pero la intención era que sus escritos se encaminaran a enaltecer, los valores seculares de la iglesia. No aceptó la intromisión y como resultado su revista fue excomulgada.

En 1931, ya había alcanzado el notable tiraje de 5.000 ejemplares por edición. En cada edición el Maestro daba entrega por entrega, temas relacionados a Salud, Astrología, Doctrina Rosa Cruz, Tatwas, Alquimia, Naturismo, Vocalización de Mantrams, Iglesia Gnóstica, medicina espiritual, actualidad mundial, reseña de lecturas y otros apasionados temas salidos de su pluma.

La revista fue un auténtico puente de enlace entre el pensamiento del Maestro y sus discípulos. Numerosas cartas y reportajes le llegaban de todas partes del mundo, forzándolo a mantener un ritmo intenso de actividad epistolar, que mantendría hasta el final de sus días.

La semilla estaba sembrada en todos los campos del continente y aún más allá, ya habían nacido nuevos brotes que comenzaban a crecer y a dar sus frutos de los sitios de reunión para la lectura y discusión de los temas de la revista Rosa Cruz, surgieron nuevos discípulos y luego las logias que dieron continuidad a su obra.







Arnold Krumm Heller

Huiracocha


Algunos de los lugares de reunión para tratar los temas del Maestro, eran las librerías donde se distribuía la revista. Entre los casos notables están: los esposos Bucheli en Santiago de Chile, editores del Anuario Astrológico Bucheli; Israel Rojas Romero, su discípulo en Colombia, quien era propietario de la Librería Universo de Bogotá.

En Venezuela, un lugar importante de reunión fue la Librería de Pérez Molina en Valencia. En la revista de Noviembre de 1930, apareció publicada una parte del trabajo escrito por uno de los lectores venezolanos acerca de la Iglesia Gnóstica, al cual el Maestro le anexa un epígrafe:

“He recibido estudios muy hermosos de algunos Hermanos, imposible de darlos a luz todos, pero quiero dar la palabra al querido hermano don Cayetano A. Méndez de Valencia (Venezuela) pues veo que ya mi labor como sembrador, recoge sus frutos. Al querido hermano Méndez van la felicitaciones de los Venerados Maestros del S.S.S. sobre todo del Patriarca”.

La publicación de la revista se inició en Badalona España, pero luego con el derrocamiento de Miguel Primo de Rivera y la instauración del fascismo de la mano de Francisco Franco, el Maestro debió emigrar subrepticiamente, para refugiarse en Alemania, ayudado por algunos discípulos que le proporcionaron una pequeña embarcación de cabotaje para salir de Cataluña donde peligraba su vida.
 


En Alemania fue perseguido por la Gestapo y fueron confiscados sus bienes, debido a su fuerte oposición al régimen nazi. Don Luís Rafael Téllez, conserva todavía en Valencia Venezuela, la oración que el Maestro les encomendó hacer en una cadena mental, para que Hitler no lograra sus propósitos de dominación mundial, la oración que el Maestro les envió a sus discípulos para detener a Hitler, no figura en ninguno de sus escritos, se trataba de algo delicado y peligroso, que ellos atendieron con la debida solemnidad y cumplieron con solemne sigilo.

En el libro "Logos, Mantram, Magia" el Maestro dice:

“El pensamiento bien determinado, bien concreto, puede ser como una flecha que se dispara en tal o cual sentido/…/
/…/las palabras actúan no tan solo por la significación que guardan como expresión del pensamiento, sino porque conmueven el astral con su impulso vibratorio dejando en él su huella benévola o perversa”.


El Maestro Huiracocha, Doctor Arnold Krumm Heller, fue un ocultista de talla mundial, su paso por el plano físico legó a la humanidad un programa de trabajo que encamina al hombre a su plena realización espiritual.

Su entrega y dedicación, su programa de trabajo y su guía desde los mundos internos, se han trasformado en la luz que ilumina el camino de todos sus seguidores que solo aspiran continuar su labor; que no es más que acelerar conscientemente el desarrollo espiritual del ser.





 

www.fravenezuela.com

Concepto y diseño: Bachaco.com

M a r a c a i b o   -   V e n e z u e l a     /     2 0 0 5   (c)